7/4/11

Madame Bovary

"Eran los comienzos del mes de octubre. Había un poco de nieve sobre la campiña. La bruma se estiraba allá en el límite del horizonte, contorneando las colinas, en otros puntos se despedazaba y ascendía en jirones hasta perderse. En algunos trechos las nubes se apartaban heridas por un rayo de sol, y por entre ellas se veían allá abajo los tejados de Yonville, las huertas junta al río, los corrales, las paredes de las casas y la torre de la iglesia, con su campanario. Emma entornaba los ojos para ver si reconocía, entre aquéllas, su casa, y nunca le había parecido tan pequeño aquel pueblo miserable donde vivía". (Pág. 187)

Madame Bovary de Gustave Flaubert, Ed.Orbis-Fabbri, Barcelona, 1990.

LinkWithin